EL LIBERALISMO ECONÓMICCO

El liberalismo económico es uno de los aspectos más importantes de las doctrinas liberales. Tiene sus antecedentes más importantes en las teorías del economista escocés Adam Smith (1723-1790) y en la escuela fisiócrata francesa, ambas del s.XVIII.
La fisiocracia sostenía que el fenómeno económico era un fenómeno natural y por lo tanto las leyes naturales de la economía debían desenvolverse libremente sin la más mínima intervención del estado a través de le­yes o de impuestos. Coincidiendo con estas premisas y ampliándolas, Adam Smith postulaba la libre iniciativa individual impulsada por el natural afán do lucro; la libre competencia que regularía la producción y los precios y el libre juego de mercado que se desarrollaría plenamente si se respetaban esas leyes naturales. Smith, junto con Ricardo y Malthus ,son considerados los creadores de la escuela económica liberal, base teórica del primer capitalismo industrial.
Ambas escuelas, la fisiocrática y la liberal, ponen especial énfasis en la libertad económica del individuo y de la economía en general. Esto coincide plenamente con las teorías del liberalismo político y no por casua­lidad, ya que la burguesía antiabsolutista y liberal, sería la más benefi­ciada por el liberalismo económico puesto que poseía los controles de la economía. Por eso, liberalismo político y económico son dos caras de una misma moneda.
Los economistas liberales sostenían que una sociedad económica estaba integrada por individuos que aportan sus productos y los intercambian por otros productores, comprando al precio más barato posible y vendiendo de la forma más ventajosa. Esta es la teoría del mercado libremente competitivo en donde los precios se fijan por la propia situación del mercado sin necesidad de ninguna reglamentación exterior “cuando hay demanda do un producto y sus precios son altos, los productores, llevados de un afán de lucro natural, aumentan la producción; esto lleva a un aumento excesivo de la producción y por consiguiente a una caída de los precios ante la abundancia del artículo; los productores entonces disminuyen la producción y se produce una nueva escasez que hace volver a subir los precios y la producción…” … Esas serían las leyes naturales de mercado, un mecanismo perfecto que se regula y frena de una manera natural. Por lo tanto la total libertad en la economía producía espontáneamente estos mecanismos naturales que daban la “armonía natural” pero si el Estado intervenía alteraba esa armonía y rompía el flujo natural de las leyes naturales. Para los liberales de la economía, el Estado era “juez y gendarme”: mantener las leyes internas y castigar a quien las viola, proteger las fronteras, pero no intervenir en nada de la vida privada de los ciudadanos, uno de cuyos aspectos es la economía.
En el curso del s. XIX estos conceptos se fueron ampliando y precisando hasta formar totalmente la doctrina del liberalismo económico basada en los siguientes principios:
—LEY NATURAL: “Laissez faire; Laissez passer”. Propugna la solución de toda reglamentación, impuesto, monopolio, gremio y demás obstáculos jurídicos que entorpecen la libertad de la economía.
—ANTI-INTERVENCIONISMO: El Estado no debe intervenir para nada en las actividades económicas individuales, teniendo solo como misión guardar el orden público.
—LIBRE EMPRESA Y LIBRE MERCADO: Estas teorías también pretenden llevarlas al mercado exterior sobro todo Inglaterra, que cono pionera podía inundar de productos a los demás países.
—LIBRE CONTRATO; El patrón y el obrero debían ponerse de acuerdo libremente sobre el contrato de trabajo y el salario..
—LIBRE ASOCIACIÓN: para los comerciantes y los industriales. No para los obreros
En resumen, la teoría del liberalismo económico estaba totalmente de acuerdo con los intereses de una clase social en pleno auge: la BURGUESÍA.

Anuncios

Acerca de Maria Rosario Santos Cabotá

Profesora de Ciencias Sociales, Geografía e Historia en el Colegio Aljarafe S.C.A.. Mairena del Aljarafe, Sevilla.
Esta entrada fue publicada en LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s